,

Gentlewoman, Story nº 7

Vivir como práctica estética*. En eso podría resumirse su deseo de existencia. Una manera de estar en el mundo que sea a la vez perceptiva y creativa. Atuendos que, como dispositivos a la espera, se accionen con el uso, se conviertan en reflexiones activas sobre razones y emociones, sobre las formas del arte y sus cualidades; sobre lo eminente, lo feo o la disonancia, sobre el habitar y el habitarse…Que sean también una lectura y una escritura de los lugares por donde pasa. Atraviesa uno el territorio, y su recuerdo, pero ¿podremos algún día elaborar la traducción de los recorridos, efímeros o rituales, en una forma, y convivir con ella estrechamente? Hay intentos Leer más