ARTE, ARTESANÍA y Velas

“Cada vela es una pieza única, como lo es la magia que desprende”.

Pasión para que el esfuerzo merezca la pena, tesón para no perder de vista el objetivo y calidez para ofrecer al cliente algo más que un producto diez, algo hecho con el corazón. Sobre estas bases solo puede construirse un proyecto con éxito. Es el caso de Vila Hermanos Cerería, una empresa fundada en 1884 dedicada a la producción de velas y perfumes artesanales ubicada en Albaida, un pueblo situado a pocos kilómetros de Valencia. En 2011 la empresa gestionada hasta entonces por la familia Vila, pasó a manos de Patrick Douenat y Stefano Chirico dos amigos unidos por una gran pasión por el sector y una amplia experiencia a sus espaldas que han conseguido elevar la empresa a la categoría de líder en la producción de velas naturales perfumadas y perfumes nicho a nivel internacional. Bajo el nombre de Ladenac Mr. Waldorf Waldorf Odoratus Potione Milano la fábrica elabora, diseña y crea además velas para algunas de las firmas más importantes y reconocidas de todo el mundo.

Hablamos con Patrick Douenat, CEO de Ladenac Milano que cuenta con un impresionante curriculum y que afirma haber encontrado por fin su verdadero destino en este trabajo.

“Estar al frente de una empresa con tanta historia es para mí un honor en lo profesional pero además supone toda una elección vital. En mi educación siempre ha estado muy presente el respeto por la tradición, por eso trato de convertir esta empresa valenciana en un referente en el sector desde el objetivo claro de salvaguardar la identidad y la tradición que distinguen a Vila Hermanos”. Conoce la empresa de cerca desde los años 80, nos explica Patrick Douenat, porque es amigo íntimo del heredero del fundador, Juan Vila: “Durante años solíamos coincidir en nuestros viajes por el mundo en busca de las esencias y las materias primas más especiales y así creció poco a poco un fuerte respecto mutuo. Finalmente conseguí que mi estimado amigo Juan decidiera venderme su empresa para dar continuidad al proyecto”.

Cada vela creada en Ladenac Milano es una pieza única que lleva impresa toda la esencia de una cuidadosísima producción artesanal y el espíritu del lujo en el más amplio sentido de la palabra. Sus productos están elaborados con materiales nobles 100% naturales procedentes de todo el mundo y respaldados por una producción sostenible. “Ceras vegetales y mantequillas de mango, coco, soja etc. nos sirven para crear nuestras recetas. Somos unas de las pocas empresas que siguen haciendo hoy día sus propias mezclas de materias primas y contamos con una gran biblioteca que atesora ya más 280 perfumes. Es un mundo fascinante”. En su línea de innovación, la cerería ha desarrollado una patente especial de quemado 100% limpio de cera natural.

Mr. Waldorf Odoratus Potione

Una fórmula única y pionera que no sólo actúa como un excelente suministrador de fragancia, sino que también consigue un quemado limpio sin emisiones de carbón. Sus velas aromatizadas no contienen ni parafina, ni aceite de palma. En cuanto a los perfumes, se elaboran exclusivamente por los mejores destiladores de Grasse, Francia, la auténtica patria del perfume. El equipo de Ladenac Milano selecciona personalmente las mejores cosechas de flores y especias para elaborar sus esencias. Pero la cuidadosa selección de sus materias primas es sólo una parte de lo que crea la magia de sus velas. La otra mitad corresponde al trabajo de sus artesanos al dictado de tradiciones ancestrales. Maestros de la cera que todavía extienden a mano la cera de las abejas y hacen artesanalmente las velas de las casas reales de Europa con una dedicación férrea. “Estoy seguro de que hemos llegado tan lejos porque hemos sabido mantener la tradición sin quedarnos anclados en el pasado, avanzando e innovando sin perder el sentido del tiempo. Ahora el objetivo es asentar la marca en el mercado del lujo internacional llevando por bandera el made in Spain. En septiembre inauguramos con éxito nuestro primer flagshipstore en Madrid y muy pronto pensamos abrir tiendas en Lisboa y Shanghai”.

 

 

La Pajarita, su historia

El origen de este complemento se considera el mismo que el de la corbata: en el siglo XVII, el  ejército croata cerraba el cuello de sus camisas con un lazo que llamaban hrvatska (Croacia) – debe ser que no conocían los botones -.

Cuando el batallón hizo su entrada en Francia, el rey Luis XIV le hizo gracia este detalle, mandó crear estas piezas con la insignia Real para su regimiento y lo denominó cravette, del término crabete, croata en francés.

Leer más

,

El mito, Story nº 6

¿Mr. Waldorf? Me pregunto de dónde llega este misterioso caballero que aparece en el momento perfecto, tan elegante y cautivador, y que, luego, sin avisar, se esfuma, desvaneciéndose en la historia, consolidando su mito, acariciando su leyenda. Si hubo algún hecho importante, él pasaba por allí, aunque no se sabe bien de qué manera; si provocándolo, afirmándolo, completándolo… Leer más

,

Gentlewoman, Story nº 7

Vivir como práctica estética*. En eso podría resumirse su deseo de existencia. Una manera de estar en el mundo que sea a la vez perceptiva y creativa. Atuendos que, como dispositivos a la espera, se accionen con el uso, se conviertan en reflexiones activas sobre razones y emociones, sobre las formas del arte y sus cualidades; sobre lo eminente, lo feo o la disonancia, sobre el habitar y el habitarse…Que sean también una lectura y una escritura de los lugares por donde pasa. Atraviesa uno el territorio, y su recuerdo, pero ¿podremos algún día elaborar la traducción de los recorridos, efímeros o rituales, en una forma, y convivir con ella estrechamente? Hay intentos Leer más