La Pajarita, su historia

El origen de este complemento se considera el mismo que el de la corbata: en el siglo XVII, el  ejército croata cerraba el cuello de sus camisas con un lazo que llamaban hrvatska (Croacia) – debe ser que no conocían los botones -.

Cuando el batallón hizo su entrada en Francia, el rey Luis XIV le hizo gracia este detalle, mandó crear estas piezas con la insignia Real para su regimiento y lo denominó cravette, del término crabete, croata en francés.

En el siglo XVIII, los americanos, que tienen mucha visión de mercado, evolucionaron la cravette a la bandanna, un gran pañuelo estampado que se enrollaba alrededor del cuello y terminaba con un lazo.

A partir de este momento, hay quienes defienden que esta prenda derivó a la vez en la corbata y en al pajarita, y quienes dicen que primero fue la corbata y de ahí, la pajarita. Nunca lo sabremos, dudas de la humanidad.

 

Materiales

Pajarita McDaniels, Colección Morgan, Mr. Waldorf

Pajarita McDaniels, Colección Morgan

Los tejidos en los que podemos encontrar confeccionadas las pajaritas, muchas veces es el mismo que el de las corbatas. En ocasiones formales estrictamente o incluso para el día a día, el tejido más utilizado es la seda en tonos o algodón de seda estampada, puesto que se considera un material elegante para portar este complemento. Sin embargo, para ocasiones más sport podemos encontrarlas de lana, algodón, punto, o diferentes tipos de materiales que se vienen utilizando hasta día de hoy.

 

 

Cuando llevarla

Normalmente, en los últimos años, este complemento se ha reservado para ocasiones de gala (Black Tie o esmoquin / White Tie o frac), es decir, para grandes eventos de noche.

Sin embargo, con el resurgimiento del prappy de los años 50, es común ver a hombres en su día a día con pajarita combinada con americanas (mejor si son cruzadas, puesto que la abertura que deja sobresalir la camisa en menor y se encuadra mejor el torso) o incluso con cárdigan en un estilo más sport.

 

Curiosidades

– Tienen diferentes nombres según el país o la región: Bow tie, corbata de lazo, humita, moño, pajarita o corbatín.

– El principal referente en moda masculina del siglo XIX es Beau Brummel.

Una de sus obsesiones eran las corbatas y las formas de anudarlas, por lo que la utilización de este complemento se popularizó en esta época.

Esta corbata consistía en un gran pañuelo colocado alrededor del cuello que determinaba en un lazo. Encontrar la forma de anudarlo correctamente pasó a ser una obsesión del sector masculino e incluso una revista de moda de la época publicó una lista con más de treinta nudos de corbata diferentes.

Así que la pajarita ha vuelto a hacer su reaparición en el armario masculino en los últimos años gracias a firmas americanas mundialmente conocidas por su renovado estilo preppy. Se quitan el polvo de encima y el olor a naftalina para reinventarse en nuevos modelos, materiales y estampados más atractivos para todas las edades.

Atrás quedaron los años en los que la corbata de lazo, como se conoce mundialmente, se reservaba para ocasiones de gala, en las que se especificaba en el dress code la invitación la estricta utilización de este accesorio. La pajarita salta a la calle, desde las situaciones más sport a las más arregladas o en el trajín de la oficina.

Mientras otros siguen llevando la recurrente corbata, a la que tampoco hay que perder de vista (no seamos ahora radicales), apuesta por un punto diferente en tu día a día con un lazo para el cuello. Para marcar un punto Preppy de distinción.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *